--}}

Espere Por Favor.

Chilevisión Señal Original (Chile)

Responsive image
Ver en Sitio Externo


Chilevisión.

Chilevisión (estilizado como ChileVisión y también conocido en los medios escritos por su sigla CHV) es un canal de televisión abierta chileno, de propiedad privada y que es considerada la tercera red de televisión más antigua del país.

Previamente llamado Canal 9 de Televisión de la Universidad de Chile (por su frecuencia original desde el 4 de noviembre de 1960 hasta el 21 de abril de 1980), Corporación de Televisión de la Universidad de Chile, Canal 6 (frecuencia temporal desde el 16 de junio hasta el 9 de septiembre de 1973, fecha en que la Universidad de Chile recuperó el Canal 9), Teleonce (1980-1983), Universidad de Chile Televisión (1983-1991) y RTU (Red de Televisión de la Universidad de Chile) (1991-1993), fue controlada por la Universidad de Chile hasta finales de 1993, año en que es cedida a comodato por 25 años al Grupo Cisneros, de origen venezolano y controladores de la cadena Venevisión; ese año, su nombre fue cambiado a Chilevisión. En 2000 pasó a manos de Claxson Interactive Group, a inicios de 2005 al futuro presidente de Chile Sebastián Piñera a través de su empresa Bancard, hasta que en 2010 pasó a ser controlada por Turner Broadcasting System.

Historia.

Cuando el Instituto de Investigaciones y Ensayos Eléctricos de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile hace saber al rector Juan Gómez Millas, en 1959, que las experimentaciones se hallan ya suficientemente avanzadas para intentar la operación permanente de un canal, este le encomienda al Secretario General, Álvaro Bunster, que establezca el contacto correspondiente con los ingenieros y que provea los elementos necesarios para su puesta en marcha. Así, desde sus mismos inicios, Canal 9 es asumido como un proyecto institucional de rectoría.[cita requerida]

Al interior del Consejo Universitario se manifestaron posiciones diversas. Los decanos de las facultades más tradicionales veían con reticencia la iniciativa. Rechazaron la idea de que “la universidad se siga embarcando en proyectos que, en cierto modo, significan convertirse en una Corfo-Cultural”, según comentó Álvaro Bunster. Pero también había quienes comparten los principios de la extensión cultural y descubren en el nuevo medio una potente herramienta para ello. Entre estos destacó el Decano de la Facultad de Filosofía y Educación, Eugenio González, quien inició una verdadera batalla por la televisión universitaria. En su planteamiento, televisión universitaria es sinónimo de televisión cultural. Esta postura logró prevalecer, y Bunster —funcionario de confianza del rector— fue el encargado de darle forma.

Así, en mayo de 1960 fue creado el Departamento Audiovisual dependiente directamente de Secretaria General. Desde Berkeley, Estados Unidos, viajó el historiador Leopoldo Castedo para asumir la primera dirección del debutante Departamento Audiovisual que, aparte de la sección televisión, incluye las antiguas reparticiones de Cine Experimental, Cineteca y Fotografía. Como Director del canal asume Raúl Aicardi, periodista de extensa trayectoria en el campo radial y, en esa época, en funciones en la Oficina de Cine y Radio de la Embajada de EE.UU. Además, tiene a su cargo la cátedra de Periodismo Audiovisual de la Escuela de Periodismo. La fórmula Bunster-Castedo-Aicardi, como primeros gestores del canal, expresa la búsqueda de garantizar el control político e institucional central del canal la conducción cultural de la estación y la eficiencia técnica en su operación.1​

Tanto la selección de las personas —todos administrativos o académicos de la universidad—, así como la generación de una instancia especial estrechamente vinculada a la rectoría para la puesta en marcha, muestran la voluntad institucional explícita de conducir el canal como un proyecto propiamente universitario.

Esta primera etapa de Canal 9 coincide con el término del segundo período del rector Juan Gómez Millas, quien en materia cultural continúa y ahonda los principios de la extensión de su antecesor Juvenal Hernández. Para el rector de la modernización, la televisión se justifica como un medio para “cooperar a la educación pública, factor favorable al desarrollo científico y tecnológico del país, entendiendo por científico no solo las ciencias naturales, sino el conjunto de las disciplinas humanas”.

Tanto así, que el primer proyecto que presenta Leopoldo Castedo para definir al canal, propone un “serio estudio de las insuficiencias del sistema educativo nacional para que la TV pueda suplir esa carencia y alcanzar con su acción a todas aquellas personas y sectores -especialmente campesinos y habitantes del sector rural- que, por distintas razones, han quedado excluidas de la educación”.

Por su parte, Raúl Aicardi define la TV universitaria desde una perspectiva que aporta ciertos elementos más propios del campo comunicacional, pero dentro de los márgenes que la autoridad universitaria ha tratado.

 

Fuente Wikipedia